El Camino de Santiago

  • El Camino de Santiago

    El Camino de Santiago

    Al contrario de innumerables post y artículos escritos sobre  “El Camino de Santiago”, qué hacer, cómo planearlo, organización, compañía, remedios para los dolores y soluciones de imprevistos, nosotros queremos darte una visión un poquito más amplia.

    Basta darse cuenta de que todos estamos llenos de luchas e inquietudes, ajetreos diarios, complicaciones, muchas absurdas otras no tanto, agobios y problemas. Todo comienza con un, por qué hacer El Camino? Por qué echarse a la carretera y caminar cientos y cientos de km por la parte más corta, para llegar a un lugar donde todo el mundo va, lejos de casa, pasando penurias, hambre, dolores y un nivel de fatiga antes desconocido para uno mismo?

     

    El camino no es un destino vacacional, no es un plan tipo, qué hacemos este verano? O, venga que voy con vosotros!. El camino va mucho más allá de eso, en el peregrino hay sueños, hay promesas, hay desconocimiento de uno mismo y sorpresa  por igual, vivir algo nuevo dentro de un ámbito que pensabas conocer y darte cuenta de que la hermandad, bondad, humildad y humanidad, siguen estando ahí, siguen estando presentes en las personas en las más simples cosas y situaciones que nos rodean. No es el ajetreo constante de la vida cotidiana, ya sean vacaciones o no, es parar el tiempo, hacer un “break” en nuestra vida para situarnos, para ver que todo anda donde queremos, para llenar esos espacios vacios y hacer que las preocupaciones  livianas nos abandonen y la simple vida del peregrino nos ponga en nuestro lugar. No se piensa si hacer el camino o no, se piensa, cuándo me vendrá el momento de hacer El Camino?

    No se hace el camino, el camino te hace a ti, cuando estés preparado, le eches valor y lo vivas, lo entenderás… ; )

    Leave a comment

    Required fields are marked *